Sistema de alarma inalámbrica/cableada

Protegemos personas e inmuebles con soluciones de seguridad fiables. Desde instalaciones sencillas a proyectos de gran magnitud.

Los sistemas de alarma se basan en dos fases fundamentales: la detección y el aviso.

Para una correcta detección debemos contar con los elementos adecuados a cada situación, como los detectores infrarrojos, vibración y rotura de cristal, contactos de puerta/ventana, botones de pánico, alarmas perimetrales, videovigilancia, etc…

Cuando hablamos de nuestra seguridad o la protección de nuestros bienes, es imprescindible el estudio personalizado de cada situación.

Un sistema de seguridad ve incrementada de manera considerable su eficacia cuando es complementado por un servicio de conexión a Central Receptora de alarmas 24 horas, que se encarga de analizar e interpretar los saltos de alarma.

En los casos de emergencia, la CRA es la encargada de avisar e informar a la Policía y Servicios de Seguridad..

 

 


Protección de perímetros

La detección de la intrusión en el momento justo en el que se produce la violación en la zona exterior del recinto a proteger, tiene la gran ventaja de poder reaccionar con la suficiente antelación, estableciendo los mecanismos de respuesta adecuados para resolver el incidente con rapidez. La posibilidad que el sistema esté armado 24H, incrementa enormemente el nivel de seguridad.