Sistemas de alarma

Los sistemas de alarma se basan en dos fases fundamentales: la detección y el aviso. Para una correcta detección debemos contar con los elementos adecuados a cada situación, como los detectores de presencia, de rotura de cristal, perimetrales o las cámaras ip. Estos sistemas de alarma convencionales ven incrementada de manera considerable su eficacia cuando son complementados por un servicio de conexión a central receptora de alarmas 24 horas. Asegurar la comunicación con la central receptora de alarmas es vital, disponiendo para ello de opciones como el módulo ip, que testeará continuamente nuestra línea, informándonos al minuto de si ha sido saboteada.

La central receptora ofrece dos tipos de servicios de recepción de alarmas: por un lado, la comunicación convencional (alarmas de robo, de atraco, de inundación, técnicas, etc.); por otro, la integración de la alarma tradicional con la videovigilancia ip (a través de líneas ADSL).

A través de la imagen, la videovigilancia ip nos ayuda a verificar si la alarma es o no real, y a comprobar lo que está sucediendo, conservando un archivo de vídeo en un servidor remoto seguro.

  • Sistemas de alarma interior.

  • Sistemas de alarma perimetral.

  • Análisis de video….

 

Artículos de interés:

COMPARATIVA DE SISTEMAS DE ALARMAS EN VIVIENDAS por Ángel Olleros_Consultor de Seguridad.